¿Reinventarse o sufrir?

Incluso cuando las decisiones te toman a ti en lugar de tomarlas tú, salen a relucir fortalezas y debilidades nunca vistas, pues el cambio trae iluminación y conocimiento; evolución. La diferencia estriba en el cómo, pues “la revolución también puede devorar a sus propios hijos”.

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder