Mandala de nacimiento y cartas astrales

 

 

La carta natal o mandala de nacimiento es un mapa personal y único donde se reflejan tanto las herramientas como el potencial con el que cuenta cada individuo (una guía cartográfica con calendario y reloj incluido). Para ello es necesaria la fecha, la hora y lugar de nacimiento. Si no se tiene clara la hora exacta, es posible, mediante diversas técnicas, poder ajustarla. Pero la carta natal es una energía base que está en continuo movimiento y que se despliega a través de su propia progresión, movimiento, activando áreas y eventos (carta progresada, revolución solar y lunar, direcciones primarias y tránsitos) para el propio desarrollo evolutivo. Así mismo, dicha energía se manifiesta de múltiples formas al entrar en contacto con otras personas, pues ningún individuo activa o mueve en nosotros lo mismo, para ello se utiliza la sinastría, superposición de dos cartas, que manifiesta la relación entre dos personas y las posibilidades de la misma, independientemente a que se trate de vínculos amorosos, familiares o profesionales.

La astrología permite llevar a un individuo a un estado de conciencia de sí mismo reforzando, mejorando y ampliando su propia estructura a través del entendimiento tanto de sí, como de lo que ha sido su trayectoria vital, evidenciando el impulso y voluntad que le hace caminar y cuánto obstaculiza su andar para que alcance la meta responsabilizándose de su destino. La física ha demostrado que nada puede entenderse aislado de su contexto y así como el verano sigue a la primavera y el día se convierte en noche, hay una razón fundamental para que un proceso vital siga a otro, gracias a las diversas técnicas astrológicas es posible comprender e integrar los eventos y circunstancias de una forma equilibrada y armónica.

Si desea conocer su carta natal, así como realizar cualquier consulta de este tipo, utilice el apartado “contacto” o haga click aquí.

Un buen astrólogo reafirmará lo que ya sabes. Aquel que te descubra y ponga a la luz de tu conciencia cuanto desconoces de ti, será aún mejor. Pero quién realmente te muestre todo tu potencial y cuanto puedes llegar a ser, ese, será excepcional.

 

* Imagen, El cielo al nacer.