Luna nueva en Aries: el novilunio más potente del año

La conjunción del Sol y La Luna a Quirón nos ayuda a conectar con nuestro Ser mediante el dolor permitiéndonos sentir el origen de muchos miedos que nos hacen caer en un patrón egóico de estar solos y desvalidos, de “no poder”; de no contar con la energía, valor o recursos suficientes. No obstante, si profundizamos en el dolor podremos conectar con un caudal energético infinito que nos propulsa e impulsa a avanzar a nivel personal y por ende, colectivo.

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder

Los comentarios están cerrados.