libros espiral

En su interior

Al principio era una lucetita apenas visible que atrae al caminante fatigado. De cerca, una solitaria casa que descolla en la espesura de los altos árboles que la resguardan; una ventana iluminada en un recinto de piedra, una cancela de hierro y un pesado portón. Pero luego, luego…, en su interior…

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder