Arrebol en Ankara Capítulo II: El vértigo de poner en riesgo las certezas

Su tendencia a la catástrofe estaba tan normalizada que cuando divisó la luz al final del túnel, creyó que era un tren que estaba a punto de arrollarlo. Siempre había una guerra civil o una revuelta que acabaría en revolución al doblar la esquina. Siempre, y sin excepción, estaba dispuesto a recordar que todo comenzó con un diluvio y a asegurar que concluiría entre llamas.

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder

Leer más

La verdad siempre insiste, y las personas se salvan solas

A pesar de las risas, y de sus intentos por hacerte ver que hay callejones que solo sirven para enseñarte el camino de regreso, supisteis que se trataba de una decisión tan personal como valiente, que lo importante no son los pasados que no vuelven, ni los futuros que nunca están... Lo importante es otra cosa. Y las personas, las personas se salvan solas.

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder

Leer más

Allí estaba su cielo

Sostenía entre las manos una taza humeante que desprendía olor a café. Sus profundos ojos atravesaban obsesivos el cristal de la ventana. Pensó en Karl Dönitz y en los submarinos. En el kirigami y el origami; en los barcos de papel. En la luz de las farolas. En el tubo de rayos catódicos y su cañón de electrones…, en Tritón y el cinturón de Kuiper…

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder

Leer más