Asertividad

La asertividad está ligada a la inteligencia emocional; ser asertivo es comunicarse de manera efectiva, transmitiendo de forma respetuosa y empática lo que queremos. Nuestra forma de hablar y tratar a otros nos muestra nuestra forma de hablar y tratarnos: los diálogos internos, el nivel de exigencia personal, así como aquellos conflictos no resueltos con nuestros progenitores, experiencias no aceptadas y partes no integradas de nosotros mismos.

Este contenido es solo para miembros.
RegistrarseAcceder

Leer más

Manipulación emocional versus valoración y poder personal

No hay que confundir el poder de convicción con la capacidad de manipular a otros. Lograr que los demás actúen de acuerdo con nuestras necesidades, gustos y expectativas no es fácil, pero conseguirlo a fuerza de engaño, o imponiendo siempre tu criterio sin respetar el ajeno, a la larga crea más problemas de los que resuelve. La mejor opción, como casi todo en la vida, está en saber mantener el equilibrio y, en este caso, defender tu postura e intereses siendo asertivo, tratando de alcanzar un consenso con el otro de forma honesta y sin tergiversar los hechos siempre sumará y jugará a tu favor.

Este contenido es solo para miembros.
RegistrarseAcceder

Leer más

que te rompan el corazón

Identificar patrones tóxicos en relaciones

Las relaciones y vínculos sanos surgen de forma natural y sin mediciones cuando nos encontramos bien con nosotros mismos, cuando no nos sentimos desvalidos, desprotegidos, apaleados o albergamos dolor o resentimiento por el pasado o relaciones anteriores. Es así como, de forma espontánea, surge la complicidad, el deseo de compartir, el respeto a la individualidad y la asunción del compromiso.

Leer más