soltar gota de agua retenida cárcel capricornio

Los ajustes necesarios

Aprender a dar es tan importante como aprender a recibir. Cuando esta danza no se da en equilibrio y no recibimos, recibimos menos, o nos cuesta recibir, debemos examinar y trabajar la propia valoración y sensación de merecimiento. No se trata de dar para luego pedir. Es un baile fluido, natural y armónico que se da o no se da. Permanecer cuando no se da es un indicador: una señal con luces de neón para revisar la valoración interna.

Este contenido es solo para usuarios registrados.
RegistrarseAcceder

Leer más