El propio ritmo natural

Es en tal equilibrio donde la experiencia de vivir se eleva y armoniza en su propio ritmo natural. Donde haces de tu vida, y tu mundo, una obra de arte. Enriqueciéndola con cuanto esconde; con lo que desvela en forma de sentimiento que difícilmente pueden alcanzar a vestir las palabras y solo el artista conoce. Y eres más tuyo que de nadie.

Leer más